12/02/2006

Cinacina


Todo a lo largo de la costa
discurre la cinacina
con sus tinglados amarillos
y un corazón sangrado en sus lirios

Madre, si los vieras
tan hermosos

Madre, si estuvieras
qué de lirios

son como yo cuando niño

El viento, y con él,
ecos y ladridos
treman en la atmósfera fria
como en una inmensa
campana de vidrio

Madre, si los vieras
tan hermosos

en la campaña el ozono

Madre, treman
qué de lirios

En la campana de vidrio.

Fer / ahora / Santo Tomé

7 comentarios:

luisina dijo...

fer, hermoso poema, muy bello enserio, divino...
besotes, hacia mucho que no me gustaba tanto un poema!

xenia dijo...

Fer:
¡Genial! Empieza como una oda modernista y al final habla de delirios en la campana de vidrio.
Avanti con la homofonía, es TU recurso. O uno de ellos...
Felicitaciones y cariños,
Bea

Anónimo dijo...

ay...què barullo se le va a armar a tu madre en la cabeza con este poema!

Anónimo dijo...

pero si ya lo tenía de antes al barullo, jajaja, no se preocupe.

BerNa dijo...

Muy buen poema y muy buena la canción... prepara otra para la prox que veo si puedo caer con algo mio alguna vez... Saludos

marlboroblog dijo...

ok, berna, amigo, el poema tuyo que me dejaste está muy bueno, si me permitís lo subimos a este blog para que lo lean otros. un abrazo. fer

John-x dijo...

dale fernando organiza tranquilo.mejor asi junto un billete.
igual como mucho iriamos dos personas nomas........
ey.paz
brotha cuidate.
j