5/06/2007

Forever changes (all is full of Love)


Caminábamos lo más campante con Simón volviendo de la playa cuando sorpresivamente nos bombardeó la gota helada, esa que todavía encima es un plasma gordo que con dos o tres que te agarran ya estás mojado. Ese fenómeno extraño que acerca el hielo del sur a estas zonas litoraleñas todavía controladas por corrientes calientes y como embolsadas dentro de una campana sabe dar por fin la bienvenida a lo que sería el umbral del invierno. Y llueve con sol o, por lo menos, cuando uno ve las nubes negras todavía lejos. Mientras tanto, en casa, ese programa con nombre de dios griego de la guerra termina de bajar un puñado de canciones de una banda mítica del rock psicodélico, como lo es Love. Una gran banda precursora de un sonido folck lisérgico que se emparentaría enseguida con Hendrix, Floyd y compartiría escena con Jim Morrison. Una maravilla tras otra. Las gotas y el disco Forever changes de 1967.
Escuchamos y él pendejo me dice: pa, esa música es re vieja, no me gusta nada nada. Qué querés escuchar, a ver, pepino?, le digo. Los piojos, La vela Puerca, Catupecu, Intoxicados, algo bueno viejo!
Me re caliento y pongo en Ares a bajar Sumo y Los violadores y le relleno con eso el mp3, para que tenga. Se pone como loco con El ojo blindado, enseguida buscamos la letra y lo cantamos un par de veces (es como un clásico de M. E. Walsh) y con 1,2, ultraviolento, de Los violadores viaja y se queda con los Aiwa calvados en el cerebro mirando por la ventana cómo caen las gotas heladas, escuchando "música vieja", ah, sí. Mientras tanto yo escucho bajito las canciones de Love, entre otros candidatos eternos por escuchar con los que ahora internet me rellena el disco duro: Syd Barret, Patty Smith, James Taylor. Antes que seguir o intervenir en las discuciones vanidosas de un blog de poesía argentina o resignarme a las virtudes darwineanas conque resiste el rock viejita de la última ola, me quedo con estas lujurias remotas de un rock "perdido" que, no lo dudo, será eterno. Me quedo toda la vida con el rock. Toda la vida, full of Love. Y así soy exactamente el mismo padre que temía. Ahora es de noche y Simo volvió a casa de su mamá y ya me los imagino partiendo los auriculares por poder escuchar los dos. All is forever full of love in our life.

5 comentarios:

Javier Guipponi dijo...

carguemos love en el mp3 y salgamos a trepar árboles

Javier Guipponi dijo...

con simon

wiLson dijo...

bueno, la verdad es que no habia tenido tiempo de pasar antes :)soy wiLson de flashiando.blogspot.com

somos 5 personas (por ahora) ke cuando tenemos un rato libre escribimos algo o transmitimos algo en el blog. Me alegro que te guste y te invitamos a seguir pasando.

por lo visto tu blog tambien es interesante asi k yo tambien voy a seguir pasando por aca...

en la semana estoy posteando un texto mio, estate atento ;P

saludos

wiLson.-

pariente1 dijo...

hola te recomiendo la nota a TAI, con su presiosa sencillez publicada en revista El Colectivo (que nunca la lei pero que esta subida en http://www.cofradiadelmar.blogspot.com/) hace unos dias estuve viendo un video de cuando toco celestito con la alba y la banda de nelson en no se que año en la casa de la cultura de parana muy divertido! un abrazo lucas mercado

Anónimo dijo...

aaaaaaaaammmmmmmmm