3/06/2006

Hay golpes en la vida, tan fuertes… Yo no sé!



con este verso de César Vallejo, se me ocurre, mientras vengo caminando tardísimo para el cyber, inaugurar esta nueva "entrada" de mi blog. ¿me pasaron cosa feas esta semana, golpes como del odio de Dios? yo no sé. sólo que extraño a mis amigos, a pesar de tenerlos tan cerca. lo primero que se me ocurre pensar entonces es que soy yo el que se puso lejos, con todo esto de dejar el pucho di a entender, a lo mejor, que necesitaba dejar también otras cosas, como, por ejemplo, la ansiedad de que me escriban o de que me estén esperando. hace tanto tiempo que no hablo sinceramente con ellos.
una vez llamé a un amigo sólo para decirle a los gritos que era un p... de m... porque ya no se interesaba por mí, ni me llamaba. entonces fue su compañera la que me contestó, poniendomé en vereda. me dijo, entre otras cosas, que quién me creía yo, que no tenía derecho a ser sincero. no fue, por suerte, la primera vez, ya que al poco tiempo otro amigo me escribió para decirme que la sinceridad no le merecía más que rabia.
debo confesar que esas palabras me hirieron en su momento, pero luego hicieron mucho bien y me ayudaron a superar, o darme cuenta, de mi desesperado énfasis egomaníaco. Oh!, el mundo no necesita de mis estrechas manifestaciones afectivas! let it be es una estafa si el que tanto dice que quiere ser se lleva a todos a la tumba, como quien cae y arrastra el mantel con todo lo que está sobre la mesa.
más adelante en el tiempo, leí unos apuntes de didáctica en el que la profesora citaba partes de una reflexión muy interezante del pensador Zizec, palabras que tocaban de lleno un aspecto de las prerrogativas esgrimidas por mis dos amigos respecto del tema. Zizec polemizaba con la moraleja del cuento tradicional "Las nuevas ropas del emperador", del cual la hermosa Sidney O´Conor ha compuesto un tema homónimo, diciendo quel atrevimiento del niño que denuncia en público que el emperador, engañado por unos sastres itinerantes que le prometen un vestido tan sutil que sólo los necios y los tontos no pueden verlo, va desnudo, cuando todo el pueblo calla esa evidencia por temor a ser tachados de necios. qué fuerte!, resistí mucho ese pensamiento por facista, por promover la hipocrecía pero también entiendo lo que quiere decir el tipo, no podemos andar por ahi diciendo lo que se nos ocurre cuando la vida en sociedad corre peligro frente a la más mínima disidencia. una fisura de este tipo puede acarrear consigo, como en la metáfora del mantel, un costo desmedido e innecesario ¿qué piensan ustedes al respecto? no les voy a pedir ahora no que sean sinceros, pero... a mí me dejó de cara, y repito, esa amiga me puso en vereda la primera vez y todo lo demás directamente en la calle. entonces fue que devine en street fighter. peleo ahi, dónde me sale sacar la faca de san martín. pero estoy acomplejado, triste y más unimembre que una oración meteorológica: Llueve. o no?

1 comentario:

inés dijo...

"El camino es fatal como la flecha.
Pero en las grietas está Dios, que acecha."
J.L.Borges, Para una versión del 'I King'"
No estés triste para siempre, es un estado pasajero. ahí no es buena la perseverancia.
"La vida en sociedad corre peligro frente a la más mínima disidencia", eso es muy fuerte. Corremos el riesgo de ser inadaptados por el más mínimo gesto, o por nuestra sensiblidad? esto me lo enseñó esta mañana mi amigo C.
Te quermos Fer! Te queremos